Grabar CDs desde el Finder

Grabar CD y DVD con la función Carpetas de grabación de macOS

macOS dispone de varios mecanismos que permiten grabar CDs y DVDs sin recurrir a herramientas de terceros. Uno de los más sencillos es el uso de Carpetas de grabación. Este es un resumen de su utilización.

Podemos crear una carpeta de grabación en cualquier localización desde el menú Archivo del Finder:

Copiamos a la carpeta de grabación todos los archivos y carpetas que deseamos grabar a CD o DVD. El sistema operativo no copia en realidad los archivos o carpetas seleccionados sino un enlace (alias) a los originales. Dentro de la carpeta de grabación es posible crear o borrar archivos o carpetas:

Para saber si el contenido de la carpeta de grabación cabe en el CD o DVD pulsamos en la imagen de la flecha circular que hay en la esquina inferior derecha y el tamaño requerido en el disco aparece en la barra de estado de la ventana.

Introducimos un disco CD o DVD en blanco. Cuando pulsamos el botón Grabar aparece un cuadro de diálogo que nos permite dar nombre al disco y elegir velocidad de grabación. Después de grabar los datos, se verifican por si hay errores. El disco así creado es legible tanto en ordenadores Macintosh como en sistemas Windows (tiene formato híbrido).

Es un método muy sencillo de crear discos de datos con las herramientas que incorpora el propio sistema operativo. Pero hay que recurrir a otros programas si deseamos crear discos más específicos (DVD de vídeo, etc.) o disponer de más control en el proceso de grabación. Mi favorito es Burn de Maarten Foukhar, libre y gratuito, traducido al castellano.